Entradas:

Efemérides(17/01): Destierro de Luisa Cáceres de Arismendi: servir a la patria y luchar para liberarla es un deber ineludible.

El 17 de enero de 1817, María Luisa Cáceres Díaz de Arismendi llega a Cádiz, España. Luego de haber atravesado un sinfín de vicisitudes se enfrentaría ahora a una pena mayor: el destierro.
¡Menos mal que Dios hizo a la mujer en estado sólido! Aunque, a veces, se sienta que se va derritiendo por dentro y el cuerpo se vaya poniendo en el estado líquido que se sale por los ojos.

Nacida en Caracas el 25 de septiembre de 1779, hija de un pedagogo canario llamado José Domingo Cáceres y Doña Carmen Díaz, desde muy joven aprendió a leer, escribir y las artes de la conducción del hogar.

Por aquellos años la instrucción pública no estaba desarrollada en Venezuela por lo que María Luisa solamente aprendió lo que leía en los libros y vivía en su familia. De allí obtuvo las normas de una ética patriótica inquebrantable que la acompañó hasta su muerte el 2 de junio de 1866.
El 6 de marzo de 1814, el padre de María Luisa se encontraba en la guarnición de Ocumare atendiendo una invitación a visitarle que le realizara su amigo Juan José Toro cuando las tropas realistas comandadas por Francisco Rosete atacan y lo toman por asalto. En ese enfrentamiento muere Don Cáceres.

El coronel Juan Bautista Arismendi decide emprender una expedición con jóvenes estudiantes patriotas y salen al socorro de los sitiados en Ocumare. Sin embargo, son derrotados y Félix, hermano menor de Luisa es apresado y posteriormente ejecutado.

El 7 de julio de ese mismo año, Simón Bolívar y José Félix Ribas, ante la reiterada ofensiva de José Tomás Boves, deciden marchar hacia el Oriente del país en un empeño de reorganizar los ejércitos patriotas. En esa emigración marcha la familia Cáceres quien es recibida en Margarita por Arismendi con quien se casará María Luisa.

En 1815 llega al país el General realista Pablo Morillo quien vence reiteradamente al ejército patriota. Arismendi logra escapar con uno de sus hijos pero Luis Cáceres es apresada y encerrada en el Castillo de Santa Rosa, en La Asunción. Allí vive meses de aislamiento y penuria obligada a permanecer en una oscura celda con poca alimentación e hidratación. Arismendi organiza una acción armada para rescatarla y el jefe realista Joaquín Urreiztieta propone a Arismendi canjear esos prisioneros por su esposa, tal ofrecimiento no es aceptado y el emisario recibe por respuesta: «Diga al jefe español que sin patria no quiero esposa». El 26 de enero de 1826 María Luisa dio a luz una niña quien muere al nacer dadas las condiciones de la prisión donde ocurrió el parto. Es trasladada a la prisión del Castillo de San Carlos de Borromeo, luego a La Guayra y posteriormente a Caracas.

Los triunfos de Arismendi se intensificaron en Margarita así como los de Páez en Apure. Es por ello que el brigadier Moxó ordena el destierro de Luisa a Cádiz: es embarcada el 3 de diciembre. En alta mar son atacados por un buque corsario que se apodera de todo el cargamento y los pasajeros son abandonados en la isla de Santa María en las Azores consiguiendo llegar a Cádiz el 17 de enero.
En esa nueva etapa es nuevamente forzada a renegar de la filiación patriótica de su esposo y quieren obligarla a firmar un documento de adhesión a la Corona Española pero ella valientemente no acepta indicando que el servir a la patria y luchar por liberarla es un deber.

Allí, en Cádiz, se le otorga la condición de confinada y se le fija un régimen de presentación mensual ante el juez de alzada. Posteriormente, realiza planes de fuga con una familia amiga, embarcando hacia América a bordo de un navío de Estados Unidos. Una vez en Filadelfia el coronel Luis Rieux, comisionado por Arismendi, visita a Luisa y se encarga de su traslado a Margarita a donde llega el 26 de julio de 1818.

Finalmente, en 1819, el Consejo de Indias le otorga la libertad plena.
... Ver másVer menos

2 semanas publicado

Ver en el facebook

Día de la maestra y el maestro.
“En un país cualquiera, en una época cualquiera, es inconcebible que el Estado deje abandonada al capricho de las actividades particulares, la orientación y formación de la conciencia de los ciudadanos” Luis B. Prieto F.

El 15 de enero se celebra en Venezuela el Día de la maestra y el maestro. No se trata de una celebración pusilánime, ha de ser una fecha de reflexión y de reimpulso de la educación.

Es un día para tener presentes las luchas que se han efectuado para reivindicar los derechos de las mujeres y hombres que se dedican a la enseñanza en los distintos niveles y modalidades de la Educación Básica. El 15 de enero de 1932 se fundó la Sociedad de Maestros de Instrucción Primaria. En 1936, dicha Sociedad convocó la Primera Convención Nacional del Magisterio y de esta Asamblea nace la Federación Venezolana de Maestros.

En 1945, el Presidente Isaías Medina Angarita, decreta esa fecha como día oficial para rendir homenaje a las maestras y maestros. Durante los años 1952 al 58, la fecha fue cambiada al 29 de noviembre por ser la fecha del natalicio de Andrés Bello pero en 1959 hasta nuestros días, vuelve a la fecha establecida por Medina.

Para construir la democracia escolar se necesita formación, acción y cuidado permanentes. Toda acción educativa ha de implicar una transformación cultural y un hecho organizativo.

Hay que leer y formarse siempre. Si tu biblioteca no es bien de utilidad pública, es demostración de inutilidad privada. Los libros no se compran para tenerlos sino para vivirlos; hay que adquirirlos para estudiar y aprender, para interpelarlos y compartirlos no se vuelvan muralla que enclaustre el ejercicio intelectual tornándose en individualismo académico. Hay que hacer la tarea siempre. Necesario es tener un proyecto de vida con objetivos, metas y tareas personales y colectivas. Si nos replegamos, la maldad avanza; espacio que no se vivifica, la muerte tratará de tomarlo. Hay que cuidarnos siempre. Cuidar los afectos y velar por el bienestar de la familia, amistades y comunidad. En el amor y el trabajo revolucionario es preferible que nos echen de más a que nos echen de menos. Cuidarnos física y espiritualmente, que no haya nadie deambulando en solitario.

Si se ha aprendido a mirar, para percibir augurios de felicidad y afirmar que la sociedad con la que soñamos puede estar en cualquier parte, debemos salir a encontrarla en el axis mundi de nuestras convicciones. Y ahora es que tenemos camino por recorrer: la Consulta Nacional sobre la Calidad Educativa nos lo ilumina.

Dicha consulta y sus resultados son un logro colectivo del que debemos sentirnos orgullosos y, por tal, contribuir a su difusión y construcción de las acciones, medidas, normativas necesarias para que no sea un buen propósito expresado por más de siete millones doscientas mil personas sino que sea la expresión programática de la educación en Venezuela para la siguiente década.

En este sentido, en relación a las maestras y maestros, algunos resultados de la consulta señalan que «Se deben mejorar los beneficios socioeconómicos de los docentes, pero a su vez se requiere de un docente formado en y para el trabajo liberador, con dominio de contenidos o estrategias y sensible a la naturaleza del trabajo liberador. Debe ser capaz de vincular escuela, comunidad, familia y desarrollo socioproductivo en su contexto. El docente debe permanecer la jornada completa en la escuela para favorecer la planificación y desarrollo continuo de los proyectos asociados a la educación y al trabajo socioproductivo, entre otros aspectos académicos y administrativos».

Así, el perfil del y la docente debe evidenciar: «Vocación de servicio; actitud favorable para emprender cambios y transformaciones; actitud favorable hacia los procesos de evaluación, control y seguimiento; sensibilidad social y compromiso; actitud proactiva hacia la cultura de vida y de paz; un trato cordial, de armonía y cariño hacia sus estudiantes; que conozca y aplique la normativa jurídica venezolana y el proyecto de país en marcha; empatía hacia sus estudiantes y conocedor de sus potencialidades y debilidades; capacidad de respetar y atender a la diversidad en clase (raza, credo, política, diversidad funcional, etcétera); actitud favorable hacia la investigación y la transformación; respeto por la asistencia, puntualidad y permanencia en sus labores; sentido de pertenencia y de identidad con la escuela, la comunidad, la localidad, la región y la nación».
... Ver másVer menos

2 semanas publicado

Ver en el facebook

Clases en centros educativos del país serán hasta este viernes

Jueves Diciembre 2014 - 10:46 AM
Caracas, 11 Dic. AVN.- El ministro para la Educación, Héctor Rodríguez, recordó que las clases en los planteles educativos por este 2014 culminarán este viernes 12 de diciembre y reinician en enero del próximo año.

En su cuenta en la red social Twitter, @HectoRodriguez, mencionó que los niños y jóvenes de la patria estarán recibiendo de sus maestros la educación por la que trabaja el Gobierno Nacional para que sea cada día mejor.

"Les recordamos a todos los padres, madres, representantes y maestros que las clases por este año 2014 serán hasta mañana 12 de diciembre", escribió el ministro.

Además, Rodríguez informó en la red social que el Ministerio para la Educación seguirá trabajando para revisar las políticas y acciones necesarias para tener la "mejor educación posible para nuestros niños y jóvenes de la patria".
... Ver másVer menos

2 meses publicado

Ver en el facebook

Felicitaciones! ... Ver másVer menos

3 meses publicado

Ver en el facebook

Drcee Zona Educativa Carabobo Mppe agregó una nueva foto. ... Ver másVer menos

3 meses publicado

Ver en el facebook

En Twitter

En Google+